sábado, 2 de marzo de 2013

CHIVA - LOMA DEL CUCO


Saludos a todos los bikers:

Hoy iba a ser un día distinto en muchos aspectos, distinto porque del grupo que somos, poco a poco se fueron descartando todos los miembros por diferentes razones, hasta que al final sólo quedamos Miguel y yo  (Carmelo), aunque luego la casualidad nos reuniría con algún otro jodido repecho.
Distinto porque tras la nevada del jueves anterior, hoy tocaba vivir una nueva experiencia, que en Valencia y alrededores no es muy habitual ni mucho menos, y distinto porque al final la nieve nos hizo vivir una aventura del estilo "Al filo de lo imposible"
Puntuales como un reloj, a las 07:55 de la mañana aparecíamos Miguel y yo en la estación de ferrocarril de Chiva, con ambiente fresco y húmedo después de unos últimos días de intensas lluvias y nevadas, pero hoy el día prometía y el cielo amanecía azul y despejado.
Tras preparar nuestras monturas, partimos por caminos rurales dejando atrás Chiva por la zona de El Barranquet para seguir luego por el camino de la Fuente de la Murta para posteriormente desviarnos a la derecha para buscar el Barranc Grande.
Subíamos y subíamos sin descanso, y al fondo iban apareciendo nevadas las cumbres hacia las que nos dirigíamos, y poco a poco íbamos siendo rodeados por las montañas.
Pedaleando sin prisa pero sin pausa, y de paso arreglando el país, hemos llegado al desvío de la fuente de la Alhondiga, y hacia allí que nos hemos dirigido.
Al poco de pasar por el desvío, y viendo que la subida no daba tregua, hemos decidido hacer una parada para comernos unas barritas, y justo cuando habíamos acabado y nos proponíamos continuar con el ascenso, nos ha adelantado un biker en su Focus de 29" que nos resultaba familiar... y tanto que lo era, era Jose, y tras él venía Fernando, un poco más retrasados Justo y su sobrino Jose, así pues al final y casi de casualidad nos habíamos juntado un grupo de seis bikers, seis, aunque luego nuestros caminos se separarían, pero por ahora íbamos a pedalear juntos un buen tramo.
El plan inicial de hoy era llegar hasta el Pico Hierbas, pero tal y como íbamos subiendo, el éxito de nuestra misión se veía cada vez más en duda, debido precisamente a la abundante nieve.
Poco a poco iban apareciendo cúmulos dispersos de nieve, y en la carretera por la que circulábamos, iban apareciendo restos a ambos lados al principio, luego también en el centro, quedando al final sólo para circular los surcos que iban dejando las ruedas de los coches que habían subido a disfrutar del singular acontecimiento. Estos surcos, además, también se iban estrechando tal y como íbamos avanzando, y al final parecía que discurríamos por una estrecha senda, con un espesor de nieve de unos 10 - 15 cm. a ambos lados, con lo que si se te iba unos centímetros la rueda delantera te hacía tener que poner el pie en el suelo y vuelta a empezar.
Poco antes del desvío hacía el Pico Hierbas, hemos parado en un refugio a llenar el buche a base de barritas, sandwiches, e incluso vino que había traído Justo, y hemos estado retratándonos y comentando con otros compañeros bikers como estaba la subida al pico, al parecer impracticable.
Tras este rato de esparcimiento social, hemos vuelto a subirnos a nuestras monturas para comprobar en nuestras carnes cómo estaba el panorama, pero la verdad es que no hemos llegado ni al desvío del Pico Hierbas, porque realmente apenas quedaban diez centímetros de anchura para circular, lo cual se hacía bastante complicado, por lo que hemos decidido dar la vuelta y volver al refugio.
Aquí es donde nos hemos separado de nuevo, la ruta que Miguel llevaba marcada nos dirigía ahora hacia la Loma del Cuco, casi a 1000 metros de altura, y a pesar de que sabíamos que podía ser todo un reto por las condiciones del camino, Jose, Miguel y yo hemos decidido sufrir, mientras que Fernando, Justo y su sobrino Jose, han emprendido la bajada de nuevo para dar por finalizada su ruta.
Y vaya si íbamos a sufrir, no habremos podido pedalear ni un kilómetro, el surco que íbamos siguiendo en la nieve era cada vez más profundo y estrecho, tanto que aunque fueras siguiéndolo con una habilidad extrema, los pedales te acababan tocando en los laterales de la nieve, y al final te ibas al suelo.
Nos ha tocado andar más de 4 kilómetros arrastrando nuestras máquinas por la nieve, clavando nuestras pisadas veinte centímetros a cada paso, agotando nuestras reservas de agua, pero nunca de ánimo, con los pies encharcados y con el resplandor del sol en la nieve cegando nuestros ojos, pero lo hemos hecho, hemos llegado a lo más alto, y cuando nos proponíamos bajar, dado que la bajada daba a la cara sur de la montaña, suponíamos que el camino estaría practicable, pero nada más lejos de la realidad...
Al final, tras andar unos minutos, ha aparecido un 4x4 que subía por donde nosotros bajábamos, dejando un considerable surco en la nieve, y que por suerte hemos podido aprovechar para empezar el descenso, al principio trastabillando, poniendo el pie aquí y allá, y poco a poco la nieve ha pasado a convertirse en granizo encharcado, charcos embarrados, y tragando barro hemos ido bajando, al final el ascenso tenía su premio y hemos disfrutado con la bajada.
Después de un rato de pedaleo, y con el tiempo echándose encima, hemos parado en la fuente de la Umbría, donde hemos podido saciar algo nuestra sed, y digo algo porque el chorrillo que caía apenas se veía.
La ruta iba tocando a su fin, y hemos despedido a Jose por la zona de la Casa Villalba puesto que tenía que volver hacia la fuente del Enebro donde tenía aparcado su coche, y Miguel y yo hemos proseguido nuestro camino hacia Chiva cansados, llenos de barro, mojados, pero habiendo disfrutado de un día más de nuestro deporte favorito y satisfechos con la experiencias vividas.

Nos vemos!!!












En total han sido 42 km., a una media de 9,7 km/h, y un desnivel acumulado de unos 1.200 metros.











Ver mapa más grande
descargar en kml
* Descarga el track de la ruta en Wikiloc : (Lonchero)

4 comentarios:

Migue Ruiz dijo...

¡Toma experiencia! Comentar que me encontré un movil pero no pude conseguir saber de quien era pues la tarjeta sim no funcionaba y no habían datos en la memoria del telefono. Si alguien lee esto y sabe del que lo perdió, el telefono lo deje a la policia local de Chiva.

Héctor dijo...

Menuda ruta más guapa que os marcásteis!! Qué craks!!! Esta es de las que no se olvidan...

Carmelo dijo...

Te lo puedo asegurar, ja ja ja

Diego Vivo Gomez dijo...

pillasteis el mejor dia, soleado despues de la nevada y la mejor zona en altura para pisar la nieve, lastima habermelo perdido...grrrrr