sábado, 6 de julio de 2013

Buñol ( The Water Route II )


Empiezo la crónica de esta semana acordándome como no puede ser de otra manera de nuestro amigo Carmelo, para ti va dedicada esta frase de una de las personas más influyentes en la época moderna.

La fuerza no viene de la capacidad corporal, sino de una voluntad férrea. 
Mahatma Gandhi.

Todos sentimos tu caída y te damos ánimos en tu recuperación.
Esta semana nos deja muchas sensaciones, la primera sensación la única que realmente te toca es la de la mala suerte cebándose con Carmelo, otra sensación es de alivio, pues tontamente a todos nos sirve siempre de alivio pensar que podía ser peor.
Los valientes de hoy han sido: Carmelo, Escri, Diego, Tony, Jose Luis, Paula y Miguel, el que te cuenta esta ruta.
En cuanto a la ruta esta semana se trataba de seguir con nuestras rutas estivales de agua, tras nuestros periplos de la semana anterior por las tierras fértiles del Jucar, esta semana hemos decidido rodar por otra ruta ya conocida pero algo modificada. En esta ocasión eran las tierras de la hoya de Buñol, que con sus ríos nos mostraría la cara más fértil, y con los montes medio quemados, por el gran incendio del año anterior, nos enseñaba la cara más árida de la zona.
Comenzamos la ruta en la Font de San Luis en la salida del pueblo de Buñol, un lugar muy fresco por su proximidad con el agua del barranco y sus árboles, desde aquí vamos calentando buscando la salida del pueblo dirección a la carretera de Violeta poco transitada, con algo de subida por la misma salimos de las proximidades de Buñol para empezar a darle a los caminos de tierra, que en pocos kilómetros nos hacen disfrutar de alguna bajada por caminos rotos y unas pequeñas sendas de subida y bajada.
Decir que estos trozos hay que disfrutarlos, pues la ruta es rodadora y tiene bastante asfalto, de ahí que se la ruta se pueda hacer en muy poco tiempo.
Ahora toca seguir enlazando tramos de tierra y asfalto, para llegar al barranco del río Buñol que nos mostrará como el agua cambia el paisaje en tan solo 50m de distancia. Subiremos del río para llegar al pueblo de Alborache, el cual pasaremos casi sin entrar para seguir por la señalizada ruta del agua, pero no os fiéis que nuestro recorrido no es exactamente igual. Después de volver a atravesar el río Buñol en más ocasiones, eso sí sin llegar a mojarnos, pese a su inusual caudal, pues los pasos están elevados para evitar problemas con las subidas de agua, ya que los trabajadores de los campos deben pasar a trabajar. Pasado este tramo con rapidez, llegamos a la zona de monte donde disfrutaremos una buena subida y un falso llano, con vistas de Buñol a la derecha, y a la izquierda vistas al pico del Ave y los desastres del incendio del 2012. La bajada rápida con terreno de tierra y asfalto se hace poco a poco dirección a Yatova, y fue aquí donde tuvimos es desafortunado incidente, bajando rápido por un camino de cemento llegamos a la rambla de horteta, en su punto más bajo tenemos una curva con paso de agua, que por sus sedimentos hacen patinar las ruedas de Carmelo tirándolo con las lamentables consecuencias. Desde ahí esperamos a su recuperación para subir andando hasta Yatova, y ahí organizarnos para que Carmelo se pueda marchar en su vehículo a afrontar su duro destino. Fuerza y valor Ahu, Ahu, Ahu.
El resto seguimos con la ruta para poder llegar desde Yatova a la preciosísima Cueva de las Palomas, que ya visitamos el año pasado, quedándonos con la sensación que el incendio había acabado con una micro reserva por la falta de agua, pero que fuerte es la naturaleza que con un año de lluvias, aunque no muchas en Valencia, nos da como resultado esta estampa del agua corriendo, dando un autentico esplendor a un paisaje que ya creíamos perdido. Cuidémoslo que es responsabilidad de todos.
A partir de aquí nos decidimos a probar la alternativa para coger alguna senda interesante bajando a Buñol, que nos da el premio de consolación para dejarnos con mejor sabor de boca, no sin antes pasar por al lado del charco mañan, una zona de pozas con unos buenos baños también, donde yo río abajo por donde pasa la senda vuelvo a catar el agua, The Water Man ha vuelto.



Final de la aventura con cervecita en el bar del paraje de San Luis, con felicitaciones para la recién estrenada paternidad de Escri, y los planes de lo que puede ser la gran aventura Jodida Repechera del año, la TransManchega nos espera, pero eso es otra Historia.








 ¡Saludos a todos y pronta recuperación Carmelo!













Ver Sin título en un mapa más grande

Enlace para Descargar Ruta en Wikiloc (Lonchero)

2 comentarios:

Diego Vivo Gomez dijo...

Buenisima ruta y muy bien explicada Miguel, oye pasame si puedes la foto que salgo en los troncales.
Carmelo animooo que ya quedan menos dias y esta fatidica caida es algo que nadie espera, aun así yo se que pronto vas a estar dando guerra con un brazo de competición compuesto de hueso y titaneo por lo que nos pasaras por encima jaja.Preparando la Transmanchega y listos para la siguiente ruta, vamossssss.

Carmelo dijo...

Gracias por los ánimos a todos, esto es un bastante frustrante, más aun porque me toca despedirme de la maratón, pero bueno, otro año será, pronto estaré dando guerra otra vez!!